QUIENES SOMOS  
Artículos de Opinión
La matanza de ballenas,focas y pingüinos
Información SEPRONA
Legislación
 AGENDA VERDE Y OTRAS ACTIVIDADES  
Salvar la Tierra
Diccionario(A-C)
Ecología Cotidiana
El Reciclaje
 EL RIO ALBERCHE  
El Río de la vida
LA STEVIA REBAUDIANA: DULCE REVOLUCIÓN
Bosques y Deforestación
Las graveras
 CAMBIO CLIMÁTICO:¿Realidad o ficción?  
La Desertificación Y Erosión del suelo
Los Incendios Forestales
La huella ecológica
Energías Renovables
 EL CODEX  
LAS SEMILLAS TERMINATOR: Hacia la esclavitud
UNA MIRADA MAS CERCANA A LA PLATA COLOIDAL
TRANSGÉNICOS
CHEMTRAILS
 CALALBERCHE INFORMACIÓN  
Enlaces y links
Calalberche en la web
Visualiza tu propio caleidoscopio en 2-D o en 3-D
 CONTACTE CON NOSOTROS  
HUMOR
Aviso Legal
Videos
LOS ESTANQUES

ALBUM DE FOTOS

FORO

LIBRO DE VISITAS

DEJA TU MENSAJE

ENCUESTA

   HOME    MAPA WEB

ECOLOGÍA Y MEDIO AMBIENTE    

CALALBERCHE.ORG - Noticias, consejos y tendencias.    

Bosques y Deforestación

edf40wrjww2TABLA1:B33


Tu Página de Inicio ecoestadistica.com


-09/01/2010:¿SE MUEREN NUESTRAS ENCINAS?

LA SUPUESTA FALTA DE LLUVIAS PROVOCA LA ENFERMEDAD Y MUERTE DE LAS ENCINAS UBICADAS EN SUELO GRANÍTICO DE TODA LA ZONA SUROESTE DE MADRID Y NOROESTE DE TOLEDO

Desde finales del verano pasado, cualquier paseante campestre de la sierra oeste y la de gredos se ha podido dar cuenta de que multitud de encinas han empezado a "marronear", es decir, a secarse sin que hasta el momento se sepa la causa exacta de tal circunstancia. Se ha podido comprobar "in situ" cómo algunas encinas han variado el habitual color verde de sus hojas por un tono parduzco, rojizo. Las encinas del Guadarrama y Gredos se están secando. Y no es un hecho aislado en un único municipio. Este fenómeno se puede observar en casi todas las localidades de la comarca suroeste de Madrid: Las Rozas, Torrelodones, Galapagar, Valdemorillo, Colmenarejo, Quijorna, Fresnedillas, El Escorial, Moralzarzal, Alpedrete, Collado Villalba, Villa del Prado, Aldea del Fresno, Chapineria; Navas del Rey, Villamantilla, etc. La provincia de Toledo, en su zona colindante con el suroeste de Madrid, tambien registra este fenómeno (Calalberche, Mentrida, Almorox, Escalona, Santa Cruz del Retamar, Valmojado, La Torre de Esteban Hambrán, etc.).

Unos afirman que esto es debido a la seca que se ha producido durante los últimos meses del año pasado y cuyas consecuencias han ocasionado un "estrés hídrico" en un elevado número de ejemplares jóvenes de toda la comarca y por tanto su muerte irremisible por falta de agua. En este sentido, los miembros de Calalberche.org pensamos que este motivo carece de fundamento por dos razones:

  1. Las Encinas son especies arboreas preparadas para sufrir la falta de agua. De hecho el exceso de agua provoca su muerte inexorable.
  2. Este fenomeno de "marronamiento", no ha sido registrado en los últimos 50 años. No existen registros anteriores. 

-Otros piensan que todo esto es debido al cambio climático. Según ha explicado a "El Faro del Guadarrama" el investigador del Instituto Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), Ángel Fernández Cancio, España se encuentra en la zona de alto riesgo por el cambio climático. Y éste ha llegado "YA". Madrid, por su situación geográfica, se encuentra dentro la parte más afectada por los efectos de este cambio progresivo.

En Calalberche.org pensamos, a este respecto, que el "cambio climático" no puede ser el causante de este deterioro de las encinas. Puesto que tal fenómeno (el cambio climático) no deberia conocer fronteras y las encinas de otras zonas más distantes deberian haber sufrido los mismos efectos. Además el cambio climático es un fenómeno natural y en ningún caso está causado por el hombre, puesto que el Sol es el responsable último de los cambios climáticos terrestres a lo largo de las distintas eras geológicas que ha vivido nuestro precioso planeta.

En tercer lugar los hay que piensan que el "marronamiento" de las encinas de la sierra oeste de Madrid y Gredos es debido a un hongo llamado Phytophthora cinnamomi, que desde hace unos años se ha convertido en una auténtica amenaza para los encinares de todo el suroeste peninsular. La enfermedad que produce la acción de este hongo es conocida popularmente como la "seca”, que en realidad presenta los mismos síntomas que los que se están dando actualmente en la Sierra de Guadarrama y Gredos, aunque aquí parece que las causas pudieran ser otras.

DESASTRE ECOLÓGICO

-

Diversos técnicos consultados por Calalberche.org han afirmado que algunos ejemplares, los que presenten un buen porte arbustivo, podrían volver a brotar sin demasiados problemas; pero el desastre puede adquirir una considerable magnitud si persiste la actual situación de sequía y si no se actúa de manera adecuada con la llegada de la próxima primavera. Afortunadamente en estas fechas (enero 2010) está lloviendo con profusión y se espera un rebrote de ejemplares afectados si es verdad que el motivo ha sido la pertinaz sequía.

Uno de los mayores riesgos que acechan a la totalidad de encinas de la Sierra de Guadarrama y Gredos es la posibilidad de padecer enfermedades que se transmitirían con cierta facilidad si no se retiran a tiempo los ejemplares enfermos o muertos.
Será en primavera cuando haya que realizar un exhaustivo trabajo de inspección para determinar cuántas y cuáles son las encinas que hay que talar y quemar para que las epidemias no se propaguen con relativa facilidad, aprovechando la debilidad de otros árboles que se hayan salvado de la seca. Asimismo, deberían plantearse planes de reforestación con arreglo al grado de afección que finalmente la supuesta sequía haya producido para repoblar los parajes naturales de esta comarca en la que la encina se ha convertido en uno de los  referentes vegetales más típicos.

CONCLUSIÓN

En Calalberche.org pensamos que el principal motivo de este fenómeno son las fumigaciones indiscriminadas de las que han sido objeto los cielos de la comarca. Existen datos que demuestran que toda la zona suroeste de Madrid y noroeste de Toledo han sufrido fumigaciones bestiales de forma cíclica.

-¿¿Las encinas son atacadas por chemtrails?? 

Nos referimos a los "chemtrails". A pesar de que no existen datos oficiales sobre las estelas químicas, si se sabe que tales estelas están compuestas por diferentes sustancias tóxicas. Para los partidarios de esta teoría de la conspiración, la verdadera naturaleza de las chemtrails sería conocida por sólo unos pocos y su objetivo sería causar daños de algún tipo a la población y al Medio Ambiente con el fin de reducir drásticamente el número de seres humanos en el planeta.

Algunas hipotesis sobre el proposito de los chemtrails:

  • Control del clima (tal vez para mitigar los efectos del cambio climático, o tal vez para provocarlos).
  • Usos militares (control climáticocontrol mental, mk-ultra, armas psicotrónicas)
  • Registro de Comunicaciones privadas (HAARP, Echelón)
  • Radar y ondas electromagnéticas dañinas (HAARP)
  • Propagación de enfermedades en humanos (debilidad mental y psíquica), animales y plantas.
  • Guerra biológica y/o química.

¿De qué están compuestos los chemtrails?

Si bien no existe un acuerdo general sobre los productos químicos que nos echan encima estos aviones, generalmente encontramos en la supuesta documentación pro-chemtrails productos como el bario, aluminio, polímeros (a secas), JP8+100 (un combustible de aviación), 1,2 Dibromoetano (un pesticida), nanotecnología, etc.
Por supuesto, no existe ninguna asociación ni explicación pertinente sobre como un polímero ataca al cerebro humano o a una célula vegetal, como cambia el clima el aluminio o de que manera el bario provoca la aceptación del Nuevo Órden Mundial (NWO).
En realidad difícilmente podemos saber si los supuestos chemtrails son perjudiciales para la salud humana cuando ni siquiera conocemos de que se están compuestos realmente pero, en cualquier caso, es una hipótesis plausible y en nuestra opinión: LA MÁS PLAUSIBLE, por paranoico que parezca.

Equipo de redacción de Calalberche.org



 

16/05/09: DECÁLOGO ÉTICO PARA LA VISITA Y CONSERVACIÓN DE LOS ÁRBOLES Y BOSQUES MONUMENTALES SILVESTRES

-Fotografia cortesia de: http://forestman.espacioblog.com/


En los últimos tiempos, los árboles monumentales y bosques de especial interés están soportando una presión acentuada, a causa de la curiosidad y la creciente atención que merecen.
Sin embargo, este legítimo interés pone en grave peligro a corto plazo unos seres y ecosistemas de incalculable valor que si han llegado hasta nosotros ha sido, en no pocas ocasiones, por encontrarse en lugares inaccesibles o poco conocidos.
Urge regular, del modo más preciso y exigente, las visitas guiadas a estos verdaderos santuarios de la vida silvestre.

La proliferación de malas prácticas en este sentido ha llevado a los abajo firmantes, personas y asociaciones comprometidas con el estudio, la gestión y conservación de estos árboles y arboledas monumentales (incluidas o no en figuras de protección oficiales) a elaborar un decálogo ético que sirva de guía para evitar la pérdida o menoscabo de este patrimonio.
Hay árboles monumentales en plazas, parques e iglesias, en las cercanías de los pueblos y en otros lugares más o menos humanizados cuya visita es aconsejable (siempre que se respete escrupulosamente el entorno) y tiene un extraordinario sentido didáctico.
 
-Los bosques españoles son un patrimonio muy valiosoEn cambio, los árboles y bosques monumentales silvestres deberían, en nuestra opinión, salvaguardarse con las precauciones que concretamos en este decálogo. Cualquier alteración de estas pautas debería efectuarse sólo tras un estudio cuidadoso de las posibilidades y las restricciones que, en su caso, se considerasen necesarias para preservar este patrimonio arbóreo. Hemos de pensar que basta un grupo o una persona, una Administración poco escrupulosa o una actuación descuidada durante un breve lapso de tiempo para terminar con la vida de un árbol o sentenciar un bosque centenario, comprometiendo así un proceso vital que deberíamos transmitir a las generaciones futuras, quien sabe si por cientos de años aún.

Además de introducir los cambios normativos necesarios, hay que exigir que las administraciones locales, autonómicas y del Estado, cumplan las leyes vigentes. Y, para ello, que establezcan los mecanismos reales de control, gestión y uso de los árboles y arboledas singulares, poniendo los medios materiales, humanos, técnicos y económicos necesarios y específicos.


Así pues, los abajo firmantes proponemos:
 


1- Todo árbol o bosque monumental que ha sobrepasado cierta edad – por la simple protección del olvido, el desconocimiento, la inaccesibilidad o el respeto- debería tener una consideración legal, pero antes de nada, ética, que sirviera para garantizar de forma efectiva su protección.

2- La divulgación de la localización de árboles y bosques monumentales silvestres puede hacerlos vulnerables y los deja indefensos frente a visitas más o menos masivas y planes irresponsables de desarrollo turístico que venden este nuevo producto sin preocuparse de analizar convenientemente el estado del patrimonio y de su entorno y el grado de afectación al que se le somete. Se recomienda especialmente no publicitar localizaciones GPS, itinerarios o indicaciones demasiado exactas.

3- Cuando, a efectos de la declaración bajo una figura de protección determinada o por cualquier otro motivo, se produzca la divulgación de la situación exacta de estos árboles, deberán establecerse previamente las condiciones oportunas de visita. Si no ha sido así, convendría acentuar de forma inmediata la vigilancia y restringir -si fuera necesario- el número de visitas al ejemplar y su entorno como forma de minimizar en lo posible los efectos que pudiera acarrear el aumento de la presión.

4- En ningún caso, empresas privadas con fines comerciales u organizaciones de cualquier tipo deberían publicitar y vender este patrimonio al margen de una estricta regulación que sería imprescindible para conservar este legado. Tampoco deberían favorecerse ni anunciarse las visitas en grupo.

5- Pese a la apariencia de seres invulnerables e irreductibles que puedan tener estos árboles y bosques, pueden resultar extraordinariamente frágiles y sensibles a los cambios repentinos en su entorno, a las agresiones a su sistema radicular e incluso a las visitas que trepan, pisan reiteradamente las raíces del cuello y causan así daños graves por descortezamiento y apelmazamiento del terreno, sin hablar ya de actos directamente vandálicos como las marcas en la corteza o el abandono de desperdicios.

6- Es importante, si se asume la responsabilidad de acercarse a conocer estos árboles o bosques excepcionales, hacerlo en solitario o en un grupo reducido, además de contar con el conocimiento de la Administración responsable y la autorización del propietario.

7- En cualquier caso, las visitas a estos lugares deberían hacerse a pie, evitando por completo el acercamiento en vehículos motorizados, que distorsionan el entorno y banalizan la propia percepción del valor de estos árboles y ecosistemas.

8- La construcción y adecuación de senderos o pistas de acceso, incluso bajo el lema del ecoturismo, puede acarrear a corto o medio plazo la pérdida o deterioro del patrimonio que se pretende explotar, además de alterar drásticamente la estética y el equilibrio del ecosistema.

9- Debería prohibirse expresamente la recolección de material vegetal y de cualquier elemento del árbol y del entorno, incluida tierra, madera caída o materia orgánica del interior de los troncos en descomposición. En este sentido, es de difícil justificación la perforación de estos árboles con barrenas Pressler para determinar su edad.

10- La regla de oro, en todo caso, ha de ser no dejar huella. Estos lugares y sus inmediaciones, idealmente, tendrían que encontrarse incluso libres de indicadores, marcas o carteles que desvirtúan el paisaje y resultan de dudoso gusto.
 
Foto cortesia de www.espacioblog.com/forestman

A MORTEIRA
ASOCIACIÓN DE AMIGOS DEL TEJO
ARBA (Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono). ASOCIACIÓN EREBA, ECOLOGÍA Y PATRIMONIO
COA (Coordinadora Ornitológica de Asturies)
ECOLOGISTAS EN ACCIÓN DE TOLEDO
GREEN (Grupo de Recuperación y Estudio de Espacios Naturales)
PLATAFORMA PARA LA DEFENSA DE LA CORDILLERA CANTÁBRICA
SECA (Sociedad de Estudios Culturales y Ambientales)
TREPA (Trabajadores Especializados en Poda y Arboricultura)
CALALBERCHE.ORG (Web medioambiental de la prov. de Toledo)

16/03/2009 BOSQUES EN EL DESIERTO

Un nuevo inventó holandés gana el prestigioso premio de innovación tecnológica.
Un nuevo revolucionario invento holandés conseguirá la reforestación del desierto y las áreas rocosas del planeta en los próximos años. Los experimentos realizados en el desierto del Sahara han demostrado que WaterBoxx consigue que los árboles crezcan en condiciones complejas, y puede proporcionarles el agua suficiente.
El invento del empresario e inventor holandés Pieter Hoff ha conseguido el prestigioso Beta Dragons Award durante la celebración anual de la Flying Dutchman 2008, Science & Technology Summit celebrada en Amsterdam.

Un grupo de científicos y destacados personajes de la industria han proclamado su diseño como el proyecto más prometedor e innovador. El consejero delegado de Philips, Gerard Kleisterlee, le entregó la cantidad correspondiente de 10. 000 euros.

-

Aspecto que tiene el WaterBoxx

WaterBoxx es una especie de cubo de plástico rectangular, con un agujero en el centro que permite plantar un árbol en el suelo. El sofisticado diseño de su parte superior atrapa el agua de la condensación nocturna. Junto al agua de las lluvias ocasionales, el agua se distribuye en pequeñas dosis por el interior del árbol.

Además, WaterBoxx evita que el agua de las capas superiores se evapore, protegiendo las raíces del sol, viento, maleza y roedores. Después de un año, el árbol es lo suficientemente fuerte como para crecer por sí mismo y el WaterBoxx puede retirarse.

-

“Los árboles pueden crecer en zonas áridas, pero no podrán germinar. WaterBoxx les proporciona un comienzo en el que basarse”, explicó Hoff. Recientemente realizó una prueba con éxito de su invento en el Sahara de Marruecos. El 90% de los árboles plantados con WaterBoxx siguen vivos y verdes tras varios meses bajo las condiciones del calor veraniego. El 90% de los árboles plantados sin WaterBoxx murieron, a pesar de haber recibido agua de forma semanal.
Hoff está convencido de que, si se plantan las especies adecuadas, se podrán reforestar grandes partes del planeta sin sacrificar las tierras agrícolas. Está buscando inversores para aplicar su invento en Oriente Medio, la India, Africa y otros territorios áridos. Hoff declaró: “Si podemos reforestar 2. 000 millones de hectáreas, los árboles consumirán más CO2 del que produce el hombre, y el problema completo del CO2 se solucionaría”; esto es una inmensa jilipollez, ya que el cuento del CO2 ya no es creible (nota del administrador).
Su WaterBoxx estará disponible a partir del 1 de julio de 2009.
 
Fuente: Abc y Renovables

13/01/2009 EL GUSANO DEL PINO AMENAZA GRAVEMENTE LOS BOSQUES ESPAÑOLES

Una amenaza en forma de gusano se extiende desde Portugal hacia el interior peninsular. Por este motivo, la Junta de Gobierno de la Diputación de Ávila solicitaba a la Junta de Castilla y León este pasado diciembre que adoptara medidas que impidieran la llegada del "gusano del pino" a los bosques abulenses, procedente de Portugal, donde ya ha arrasado algunos bosques. Se trata del Bursaphelenchus xylophilus, organismos microscópicos de unos 0,2 milímetros capaces de dañar las raíces de multitud de plantas y que en Portugal ha arrasado bosques completos siendo capaz de tumbar en periodos relativamente cortos de tiempo, pinos de más de treinta metros.

-Nematodo de la madera del pino

El desarrollo de la enfermedad y la muerte súbita de los árboles afectados es la característica fundamental de la marchitez del pino. Árboles que aparecen sanos a primeros de verano, mueren al final del verano (octubre), mostrando un follaje pardo rojizo. El signo externo más aparente por el cual se manifiesta la enfermedad es por el amarillamiento y el marchitamiento total de las acículas. Como si hubiera sido sometido el árbol una rápida desecación.

El inicio de la enfermedad puede resumirse en las siguientes etapas:

  • Reducción y cese de la producción de exudados de resina. A mitad de julio los árboles afectados no presentan exudación de resina. En condiciones experimentales los árboles inoculados presentan reducción de resina y dos semanas después de la inoculación cesa completamente la producción de resina.
  • La transpiración se reduce y finalmente cesa. La transpiración cesa de 20-30 días después de la inoculación. Durante este periodo no se observa síntomas de la enfermedad.
  • El marchitamiento y amarillamiento de las hojas se debe a la disminución de la transpiración. La desecación de la madera y disminución de la humedad en los vasos conductores de savia son las características de la aparición de la enfermedad.
  • El árbol enfermo muere de final de agosto a octubre. alrededor de 30-40 días después de la parición de los primeros síntomas. Las acículas marrón-pardas se mantienen en el árbol hasta el próximo verano.

-Pino atacado por el nematodo

Árboles que aparecen sanos a primeros de verano, mueren al final del verano (octubre), mostrando un follaje pardo rojizo

La desecación de la madera y disminución de la humedad en los vasos conductores de savia son las características de la aparición de la enfermedad.

El Nematodo de la Madera del Pino (Bursaphelenchus xylophilus) fue detectado por primera vez en territorio europeo en Portugal, en el año 1999

El Nematodo de la Madera del Pino (Bursaphelenchus xylophilus) fue detectado por primera vez en territorio europeo en Portugal, en el año 1999. Desde entonces Portugal aplicó un programa de erradicación que consiguió que la propagación de este organismo nocivo se viera limitada a las zonas demarcadas de ese país. Sin embargo, tras comprobar que no se conseguía reducir el nivel de infección en la zona demarcada, se consideró necesario adoptar medidas complementarias contra la propagación de Bursaphelenchus xylophilus, que se reflejaron en la Decisión 2006/133/CE de la Comisión de 13 de febrero de 2006. 

- 

Dicha Decisión se ha visto modificada durante el año 2008 en varias ocasiones como consecuencia de la evolución de la plaga en Portugal, dado que durante este año se detectó la plaga en zonas diferentes a aquellas en las que se sabía que esta presente, llegando a considerarse finalmente zona demarcada todo el territorio de Portugal continental por no existir garantía de la existencia de zonas libres en el.

Plan Nacional de Contingencia que recoge las medidas a adoptar contra el Nematodo de la madera del Pino (.pdf - www.mapa.es)

FUENTE: LA ALMENARA

08/11/2008 ¡Más CO2 por favor!, o las verdades a medias del “leñador”

Más CO2 es lo que parece ser que vienen pidiendo a gritos todas las empresas dedicadas al sector forestal y la cohorte de acólitos que viven de ellas. Estas multinacionales de la reforestación están manipulando en beneficio propio la certera preocupación por el cambio climático existente en la sociedad, pregonando por doquier una serie de verdades a medias que no se ajustan a realidad alguna, menos cuando recientes estudios científicos serios contradicen en gran medida su versión.

-

Es corriente leer, escuchar o ver por muchos medios de comunicación afirmaciones sencillas y simples, que a fuerza de ser repetidas calan lentamente entre la población. Hemos de destacar por ser una de las más repetida las de este estilo: “ los bosques almacenan CO2 (dióxido de carbono) mientras están en crecimiento, pero no cuando son adultos. De hecho un bosque envejecido puede emitir más CO2 por su respiración y la pudrición de su biomasa del que utiliza para la fotosíntesis”(1). Lo que nos vienen a decir es que los bosques maduros deben de explotarse, es decir talarse y ser sustituidos por cultivos forestales, para que según esta versión se pueda optimizar la captura del dióxido de carbono que venimos soltando a la atmósfera.

No contentos con esa medio verdad nos sueltan prendas del siguiente calado: “los modelos forestales tienden a mantener los montes en estadios perpetuamente juveniles porque así se incrementa su producción en madera, se defienden mejor de las enfermedades e incendios y se maximiza la captura de CO2”(2). Todo lo contrario de lo que hasta el momento se ha dicho y mantenido.

Podemos entender que estos leñadores defiendan sus monopolios, lo que ya no entendemos del todo es que los gobiernos caigan en su juego, oponiéndose a los estudios científicos más serios que hasta el momento se han realizado; así los gobiernos de Cataluña, Aragón, Navarra y por extensión al resto apoyen proyectos de confederaciones forestales y publiquen con dinero público folletos y revistas donde se pueden leer afirmaciones como estas: “Abandonado a su suerte, el bosque pirenaico envejece y su renovación resulta aún más insuficiente en aquellos lugares que son de difícil acceso. Así la contribución del bosque a la absorción de CO2, gas de efecto invernadero, y al almacenamiento de carbono se reduce considerablemente”, para seguir, “abandonado a su suerte, el bosque se convierte rápidamente en impenetrable y los paisajes, tan frágiles como irremplazables, se cierran y desaparecen inexorablemente”(3), repitiendo una y otra vez la misma cantinela, y en este caso en concreto dejando claro que no hay que permitir que el monte se regenere de forma natural, pues es contraproducente para sus negocios.

Hasta nos dicen aquellos árboles que más CO2 fijan por si teníamos alguna duda. “La capacidad de los árboles varía notablemente de unas especies a otras, de tal forma que las de más rápido crecimiento son las que más carbono fijan, como por ejemplo el pino y el eucalipto”(4)

Todas estas ideas están basadas en un estudio que se realizó en los años sesentas, cuyas conclusiones sugerían que los bosques de más de 150 años tomaban tanto dióxido de carbono de la atmósfera como devolvían. Esta teoría fue muy discutida y puesta en entredicho, más cuando tan sólo estaban basadas en muestras recogidas de un solo bosque, lo que era imposible extrapolarlos a los demás.

Recientemente, durante este año 2008, varios estudios científicos, como el de la Universidad Nacional de Australia, han determinado que los bosques vírgenes almacenan un 60% más de dióxido de carbono que los cultivos forestales, además de tener la capacidad de capturar tres veces más CO2, que los “bosques de nueva creación”, sin contar que almacenan durante mucho más tiempo el dióxido de carbono, todo lo contrario que ocurre en los cultivos forestales, que se explotan en un sistema de rotación, se cortan al cabo de un tiempo y se van añadiendo nuevos. Por eso, Brendan Mackey, coautor del estudio, sostiene que es muy importante mantener los bosques no explotados como están, y que el sistema de realizar plantaciones de “nuevos bosques” para neutralizar emisiones resulta poco útil, ya que no es lo mismo la cantidad neutralizada por un árbol de dos años que por uno de cincuenta o cien (5).

Hasta el presente, este descubrimiento no se había tenido en cuenta en ninguno de los estudios de los expertos del Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), que no ha distinguido entre la capacidad de almacenaje de los cultivos forestales o como gustan llamar “bosques nuevos” y los bosques vírgenes o nunca explotados.

Nature (6), revista científica de renombrado prestigio, en el mes de septiembre de 2008 publicó un artículo de varios autores pertenecientes a distintas instituciones de EE UU, Bélgica, Suiza, Alemania e Inglaterra, en el que se señalaba, a igual que el estudio realizado por la Universidad Nacional de Australia, que los bosques primarios son sumideros netos de dióxido de carbono, contradiciendo las afirmaciones basadas en el estudio que se realizó durante los años 60 en un solo bosque, que sugería, como ya hemos visto, que los bosques de más de 150 años eran carbonos neutrales, es decir deficitarios en su fijación, teoría que desde hace más de 40 años vienen sosteniendo y pregonando, aún sin ser del todo cierta, los productores de madera y toda su cohorte.

El estudio que ahora publica Nature se basa en trabajos realizados en 519 parcelas del 15% de los bosques primigenios del Hemisferio Norte, constatándose que estos absorben el 10% de las emisiones globales. Estos bosques, que pueden llegar a los 800 años de antigüedad tienen un balance positivo, absorben más carbono del que emiten, por lo que es imprescindible, recalcan los autores, que se mantengan como hasta la actualidad.

Estudios como los expuestos, así como el trabajo de organizaciones ambientalistas de renombre están impidiendo que las teorías de las empresas del sector forestal se cuelen por la puerta de atrás de nuestras casas, con el único objetivo de que le diéramos vía libre a sus ansias de negocio, presentándonos tan sólo su media verdad como dogmas irrefutables. Además hemos de recordar que estas empresas tiene parte de culpa en el calentamiento global que se está produciendo en la tierra como consecuencia de “la deforestación y la degradación de los bosques son causa y resultado del cambio climático. Hasta una quinta parte de las emisiones de CO2 mundiales se debe a la tala indiscriminada de árboles” (Greenpeace.) (7).

Es importantísimo también tener en cuenta que los bosques, a diferencia de los cultivos forestales cumplen otras funciones vitales para el equilibrio de la vida en la tierra que son primordiales tener en cuenta. “Los bosques, junto con los sotobosques que les acompañan, cumplen una función de protección y conservación del espacio en el cual se asientan. Su importancia no es conmutable en términos económicos pero sí ecológicos: depura agua y aire, crea suelo y evita su erosión, mejora la fertilidad del suelo y pastos, protege los cultivos frente a plagas, regula la temperatura, aumenta la humedad relativa, preserva la diversidad y aún esconde innumerables principios medicinales. Su desaparición se hace notar enseguida: se elimina las defensas contra las heladas, se empobrece el suelo, la humedad relativa en el aire disminuye, desaparece la protección contra los vientos, la perdida de sustancias minerales se acrecienta, el agua se pierde en escorrentía al no poder filtrarse, se empobrece las comunidades vegetales y faunística, aumento del calor, se altera la cadena trófica, sin contar con el fenómeno de la erosión.” (ARBA) (8).

Demostrado científicamente, como se ha expuesto, que los bosques maduros son unos auténticos sumideros de carbono, que su importancia ecológica es vital para un equilibrio ecológico en la tierra, y cuestionadas las teorías de aquellos que afirman que los árboles jóvenes son la solución a las crecientes emisiones de CO2, los grupos conservacionistas, hemos de tener una posición clara y firme al respecto.

Hay que mantener los bosques maduros, primar la regeneración natural y ante la fiebre repobladora que le ha entrado a todos los gobiernos advertir que se mire muy bien ¿dónde y con qué especies se repuebla?, así como el objetivo de estas repoblaciones, siendo imprescindible que según y para qué se quiera repoblar, las especies a emplear han de ser autóctonas, provenientes de las parcelas a repoblar, para mantener y asegurar la riqueza de genotipos existentes en la Península.

No queremos con ello decir que no se creen cultivos forestales, somos concientes de que la madera y los productos derivados de ella son necesarios, los necesitamos, al igual que se necesita la existencia de ese sector de producción, en eso no se tiene la menor duda, pero hay maneras de producir estos bienes sin que se altere los bosques existentes o los que están en proceso de regeneración natural.

Simón Cortés es Presidente de ARBA (Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono)

http://www.arba-s.org/

Referencias:


(1), (2) web Bosques Naturales, ASEMFO, otras...
(3) Folleto editado por la multinacional francesa GEIE FORESPIR
(4) Carlos del Álamo.
(5) Fuente: Reuters
(6) Luyssaert, S.; Schulze, ED.; Borner, A.; Knohl, A.; Hessenmoller, D.; Law, BE.; Ciais, P.; Grace, J. (2008). Old-growth forests as global carbon sinks. Nature, 455 (7210), 213-215.
(7) WWW. Greenpeace. org
(8) Bosques Naturales o Cultivos Forestales. 2007 ARBA

09/09/2008 DECALOGO PARA NUESTROS BOSQUES

Protegamos los bosques de España

  1. Los bosques, debido a los beneficios generales que producen, deben considerarse como una infraestructura básica del país, que tenemos que legar, mejorada, a las generaciones venideras.
  2. Las grandes decisiones en materia de política forestal —al ser una cuestión de sostenibilidad económica y social— tendrían que adoptarse sobre la base del consenso, entre las fuerzas políticas y todos los agentes implicados (propietarios, profesionales, conservacionistas, etc), ya que sus procesos son de larga maduración y muy baja rentabilidad convencional.
  3. La Administración General del Estado debe dotarse de una Agencia Forestal, que reasuma amplias competencias en materia de gestión, prevención y lucha contra los incendios, y que actúe como instrumento coordinador a fin de evitar la compartimen-tación de 17 CC.AA., cada una funcionando por su cuenta
  4. Es importante cuantificar el valor efectivo del sector forestal, para que la sociedad aprecie sus aportaciones; teniendo en cuenta no sólo la madera, sino también las grandes externalidades: conservación de suelos, retención de agua, paisaje, áreas de estudios ambientales, frutos/hongos/setas, ganadería, preservación de fauna y flora, fábrica de oxígeno, etc
  5. Insistiendo en el punto IV, debe enfatizarse que todas las facetas productivas de los montes han de generar ingresos a la propiedad, sea pública o privada. Para así incentivar la inversión necesaria, y la adecuada gestión de las explotaciones.
  6. Nuestro medio natural se ve cada vez más afectado por incendios, erosión y desertificación, lo que obliga a actuar en ese triple frente: prevención del fuego —que pasa por garantizar recursos suficientes, así como un nuevo marco penal, mucho más duro contra pirómanos y otros incendiarios conscientes o inconscientes—, mejora y adecuación de la cubierta vegetal, y forestación de las áreas en vías de manifiesta desertificación (algo más del 40 por 100 del territorio nacional).
  7. Conservación y producción deben ser compatibles, asignándose las compensaciones adecuadas por la restricción de usos en nuevas zonas declaradas espacios naturales: quien restringe ha de pagar, y quien descontamina debe cobrar.
  8. La profesionalización del sector es indispensable, con la redefinición del perfil de los agentes forestales, llegando incluso, en determinados aspectos a considerarles policía rural y agentes judiciales.
  9. Es fundamental realizar una labor más amplia de concienciación y educación en toda la sociedad, para que se calibre la decisiva trascendencia del sector forestal, a efectos de conservación y utilización sostenible de la naturaleza.
  10. La reforestación de nuestras masas boscosas debera hacerse con especies autóctonas, huyendo para ello, de especimenes foraneos tales como los eucaliptos que durante el siglo pasado inundaron zonas extensas de la cornisa cantábrica y llegaron a arruinar los suelos y todo el ecosistema añadido.

Fuente: El blog de Ramón Tamames

21/07/2008 NUEVO MAPA FORESTAL MUNDIAL

Utilizando las imágenes de satélite más actuales y de mayor resolución, junto con una metodología coherente, Greenpeace ha creado un nuevo mapa de los bosques del planeta. Con él podemos ver las grandes áreas forestales que quedan y nos permite compararlas de manera directa y precisa por primera vez. Representa el punto de partida para la supervisión actual y futura de la situación de los bosques y una referencia fundamental para diseñar una estrategia para su recuperación y conservación.

Según Greenpeace estamos destruyendo los valiosos bosques primarios del planeta a una velocidad sin precedentes: cada dos segundos se pierde una superficie de bosque natural del tamaño de un campo de fútbol. La extracción de madera y la deforestación por la expansión agrícola son las principales amenazas.La mitad de los bosques desaparecidos en los últimos 10.000 años han sido destruidos en los últimos 80 años y la mitad de éstos desde mediados de la década de los 70.

Principales conclusiones:

  • Solo una quinta parte de los biomas* forestales del mundo se mantenienen como paisaje forestal intacto.
  • De los 148 paises que disponian de areas forestales, 82 han perdido todos sus paisajes forestales intactos.
  • Solo el 8 por ciento de los paisajes forestales intactos están sometidos a una protección estricta

La mayoría de los últimos paisajes forestales intactos se incluyen en dos principales tipos de bosque, la selva tropical y el bosque boreal.

  • El 49 por ciento son las selvas tropicales de Amercia Latina, África y Asia.
  • el 44 por ciento son los grandes bosques boreales de Rusia, Canada y Alaska

*Distintas áreas forestales que estarian ocupadas por los bosques de no ser por el impacto humano.

Más información:
Greenpeace: World Intact Forest Landscape 

15/06/2008 EL ÁRBOL MÁS GRANDE DE ESPAÑA

Le llaman el “Abuelo” o "Pata de Elefante" porque su tronco simula a la pata de un elefante. Este magnífico ejemplar se encuentra situado en Galicía, en Chavín. En esta pequeña aldea de 45 habitantes, perteneciente al Concejo de Viveiro (Lugo), existe un eucaliptal que forma parte de la historia natural de Galicia.

El eucaliptal de Chavín también denominado Souto da Retorta, esta declarado Monumento Natural. Aquí se introdujeron los primeros y polémicos eucaliptos con el fin de ayudar al drenaje de los terrenos bajos tras las crecidas del río Landro. Entre 600 gigantes que fueron plantados entre 1880 y 1912 encontramos al “Abuelo”, un inmenso eucalipto blanco o albar (Eucalyptus globulus) que supera los 80 metros de altura y tiene un diámetro superior a 2,50 m. . Se sabía que era el mayor de Galicia, pero, según el reciente libro Árboles Monumentales de España, también lo es de España, e incluso aseguran que de Europa.

No queremos ser incredulos pero en nuestra humilde opinión discrepamos en que “El Abuelo” sea el árbol más alto de España o Europa. Sus 10,5 metros de perímetro de tronco, tampoco le hacen ser el mas grueso pues hay castaños que alcanzan la docena de metros. Por el contrario creemos que “El Abuelo” probablemente sea el mas grande de España, es decir, el que cubica mayor volumen de madera (75,2 metros cúbicos, según datos del Servicio de Espacios Naturales y Biodiversidad de Galicia) y por supuesto uno de los mas altos.

 Se comenta que no hace mucho, talaron un eucalipto del cual sacaron 45 trozas de 2 metros. Teniendo en cuenta la parte no maderable del raberón que desecharon, y contando con que los datos de que se disponen fueran de fiar, estaríamos hablando de un ejemplar que superaría con creces los 90 metros. Seria deseable solicitar algún Vertex III o Blume Leiss al departamento de selvicultura para poder confirmar la altura del “Abuelo”.

Via: El blog de forestman 

26/05/2008 LAS ENCINAS CENTENARIAS MÁS VIEJAS DE EUROPA

Escrito por José Luis Prieto (LA ALMENARA.COM)

En pleno corazón del valle del Alberche, en un lugar perdido de nuestro sistema Central, entre las sierras de  Gredos y Guadarrama, se crían desde hace más de 800 años las encinas más longevas de Europa. Auténticas catedrales vegetales cuyos troncos superan los 4 metros de perímetro y que han visto pasar ante ellas a más de 200 generaciones. Son encinas seleccionadas en base a su fruto: la bellota dulce.

No se tiene constancia de nada parecido en la península Ibércia, alrededor de dos millares de árboles singulares y centenarios algunas decenas se aproximan a los 800 años y cientos superan los 500. "¡Cuánta gente participó en este bosque y de qué manera!. Aún me estremezco pensando en el inmemorial saber rural que atesora el lugar. Me preocupa saber qué ha sucedido desde que estos árboles nacieron hasta llegar a las descomunales encinas de hoy. Son seres que han contemplando un milenio de historia ligada al beneficio del hombre".- reflexiona emocionado Juan Luis Reguilón, experto naturalista y redescubridor de este tesoro vegetal.

Las encinas se encuentran en una dehesa particular que pasó por varias manos a lo largo de la historia. Los árboles se sitúan desde los 900 a los 1.300 metros de altitud sobre el nivel del mar, en una extensión de 600 Has. Todo apunta a que este bosque no es sólo una obra exclusiva de la naturaleza. Este milagro de la vida parece que fraguó con los cuidados de generaciones que supieron optimizar al máximo los recursos con los que contaban.

Reverdece un profuso encinar de carrascas (Quercus rotundifolia) bajo algunos árboles, producto del abandono de los cultivos en esta dehesa en la década de los 40. Aún así, el actual propietario del fundo mantiene varias plantaciones de secano sobre extensas praderas. Seguramente como complemento a la dieta del ganado vacuno avileño que pace en este lugar y que sin duda, de alguna forma, ha contribuido a la conservación de uno de los mejores exponentes de bosque mediterráneo que existen en el mundo.

En este lugar la historia de la Humanidad ha dejado su huella sobre distintas cronologías. Muestras constatadas de asentamientos Vetones, Celtíberos, Árabes y Romanos han sido recogidas en las pesquisas del naturalista Reguilón. Construcciones diseminadas por todo el valle y que pudieron cumplir una función protectora contra los predadores de cabras y ovejas. Las crías eran introducidas en pequeñas chozas levantadas en piedra y que se cubrían con una gran losa a modo de tejado. Aún se pueden ver mimetizadas con el paisaje. En el valle del Alberche no se tenían referencias de poblados Vetones o Celtas, aunque los restos de berracos son frecuentes, siendo el más famoso el de los Toros de Guisando, en Arenas de San Pedro, o los restos de El Barraco. LEER MÁS(...)

 

06/03/2008 LA DEFORESTACIÓN DE LOS BOSQUES

La deforestación es la destrucción a gran escala de los bosques por la acción humana. Millones de hectáreas se degradan o destruyen anualmente. Éstas son taladas o quemadas, aproximadamente el equivalente a la superficie de un campo de fútbol cada dos segundos. La deforestación avanza a un ritmo de unas 17 millones de hectáreas al año – el equivalente a una superficie que supera a la de Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte juntas. Estamos perdiendo los más frondosos bosques tropicales.

Hace 8.000 años habían una 6.000 millones de hectáreas. Desde entonces se ha destruido más de la mitad de la cubierta forestal de la Tierra. De la 3.000 millones de hectáreas que quedan en la actualidad sólo el 40% son bosques primarios lo suficientemente grandes para albergar la flora y la fauna originales sin soportar el peligro de la pérdida de la biodiversidad. Tres países -Rusia, Canadá y Brasil- albergan el 70% de la superficie de este tipo de bosques.

La deforestación no es lo mismo que la degradación forestal, que consiste en una reducción de la calidad del bosque. Ambos procesos están vinculados y provocan diversos problemas. Pueden producir la erosión del suelo y la desestabilización de las capas freáticas, lo que a su vez favorece las inundaciones o sequías. Reducen la biodiversidad, lo que resulta sobre todo significativo en los bosques tropicales, que albergan buena parte de la biodiversidad del mundo.

Los bosques desempeñan un papel clave en el almacenamiento del carbono, pues son los pulmones de la Tierra. Cuando se destruyen, el exceso de dióxido de carbono en la atmósfera contribuye al calentamiento global de la Tierra, y esto comporta multitud de efectos secundarios problemáticos.

Varias pueden ser las causas de la destrucción de bosques primarios. Entre ellas se encuentran la explotación forestal industrial, la minería, la transformación de los bosques en terrenos agrícolas, los incendios, las inundaciones, la urbanización y la construcción de infraestructuras.

La explotación forestal industrial con fines comerciales representa, con mucho, el mayor peligro para las fronteras forestales. Gran parte de los bosques que quedan se encuentran amenazados. La explotación forestal industrial representa por sí sola la mayor amenaza para los bosques primarios que quedan en el mundo.

En las regiones templadas la agricultura se ha basado en la eliminación de los bosques aprovechando la fertilidad de sus suelos. Pero los procesos de deforestación son, por lo general, más destructivos en los trópicos. La mayor parte de los suelos forestales tropicales son mucho menos fértiles que los de las regiones templadas y resultan fácilmente erosionables al proceso de lixiviación, causado por la elevada pluviosidad que impide la acumulación de nutrientes en el suelo. No obstante, las políticas coloniales se basaban en el supuesto, equivocado, de que un bosque exuberante significaba suelos fértiles. Con ellas se pretende conquistar los bosques, sobre todo para destinarlos a los cultivos comerciales y a la agricultura, y se deja un legado de suelos exhaustos.

La deforestación tropical aumentó rápidamente a partir de 1.950, con la ayuda de maquinaria pesada. Desde entonces, el crecimiento de las poblaciones humanas ha llevado también a la destrucción de zonas forestales por la vía más difícil, a mano. Las tasas anuales de deforestación en 52 países tropicales prácticamente se duplicaron los últimos años del siglo pasado.

También está habiendo deforestación y degradación en zonas áridas y de montaña que poseen ya una cubierta forestal limitada y son entornos frágiles, expuestos a la erosión de los suelos y otras formas de degradación, y donde las comunidades pobres dependen mucho de los bosques para su alimentación, sus combustibles y sus ingresos. Los bosques higrofíticos tropicales y los bosques tropicales húmedos, que tienen importancia económica y social local y significación mundial para la conservación de la diversidad biológica y la regularización del clima, están también experimentando una rápida destrucción. Entre las principales causas de la degradación forestal en estos países destacan el excesivo acopio de leña, el sobrepastoreo, los incendios y las malas prácticas y abuso en el aprovechamiento de la madera.

Los problemas que resultan más preocupantes en los países desarrollados son otros. Las principales amenazas de los bosques son, en este caso, los incendios, las plagas y enfermedades y la contaminación atmosférica. El empeoramiento de la situación de los bosques debería ser objeto de grave preocupación en Europa y América del Norte.

Equipo de redacción de Calalberche.org

23/10/07: Los Bosques

Salvemos el amazonas ¿Que és un bosque?

Existen muchas aproximaciones y definiciones de lo que debe o lo que no debe entenderse por bosque.
Lo que caracteriza a un bosque no es la presencia de árboles más o menos altos, sino su densidad, o sea, el grado de cobertura de las especies arbóreas en relación a la superficie cubierta. Dependiendo de la densidad, una formación vegetal podrá tener una fisonomía más abierta (tipo sabana) o más cerrada (tipo bosque). Existen formaciones vegetales complejas, con estratos arbóreos bien definidos que, sin embargo, son difíciles de clasificar. Así, por ejemplo, lo que para unos es un "bosque medio abierto", puede ser una "sabana medio cerrada" para otros. La existencia de un suelo predominantemente cubierto por gramíneas (Poaceae) es un buen indicador de que la cantidad de luz que alcanza el suelo es elevada y, por lo tanto, que la densidad de especies arbóreas es demasiado baja para considerar una formación vegetal como bosque.

¿Quién planta los bosques naturales? 

Se puede decir que los animales frugívoros, el viento y el agua son los principales diseminadores de semillas en los bosques de todo el mundo. Las ventajas más evidentes de disponer de agentes bióticos (animales) y abióticos (viento, agua e incluso el propio fuego) de transporte de semillas son: a- mayores posibilidades de colonización y supervivencia y b- un intercambio genético más efectivo entre las poblaciones de plantas.
Existen grupos de plantas que producen semillas con estructuras específicas para aumentar la flotabilidad en el aire (semillas anemocóricas) o en el agua (semillas hidrocóricas). Otras están cubiertas por tejidos nutritivos (pulpa, arilos) que las hacen atractivas para diversos animales, que las consumen y transportan en sus tractos digestivos (ej: semillas endozoocóricas). Entre los animales transportadores de semillas por vía gástrica destacan los vertebrados, tanto por su mayor movilidad como por su capacidad de transporte.
En los bosques tropicales son importantes diseminadores de semillas las aves, los primates arborícolas, los murciélagos frugívoros y algunos roedores; en los bosques de tipo mediterráneo las aves frugívoras, los mamíferos carnívoros y algunos roedores juegan también un papel muy importante en el transporte de semillas. Estos mecanismos de distribución de semillas por animales funcionan bien porque las plantas que producen frutos y los animales frugívoros establecen con frecuencia relaciones mutualistas en las que la planta cede alimento al animal y éste, a cambio, transporta sus semillas a sitios distantes de la planta madre.

Autor: Juan Carlos Guix. Fac. Biología. Univ. Barcelona

EL BOSQUE VIRTUAL DE SECOND LIFE

La compañía eléctrica Unión Fenosa está llevando a cabo una campaña con la que donará hasta 100.000 euros a Acciónatura, una ONG española dedicada a la protección, mejora y restauración de los ecosistemas naturales, que realizará un proyecto de compensación de CO2 restaurando unas cuantas hectáreas de selva atlántica brasileña.

Si entras en su web y rellenas la encuesta, donarán 1 euro, y si luego hablas de su campaña en tu blog y les avisas, añadirán 5 euros a la donación. Además, rellenando la encuesta te envían un informe sobre tu comportamiento energético, yo lo he hecho y me sale que tengo un ahorro potencial de algo más del 10%, así que tendré que poner en práctica algunos de sus consejos! Ah, y también plantas un árbol en Second Life! (pero éste, siendo virtual, no compensa emisiones...) .

Una campaña de sensibilización más, un pequeño grano de arena, pero no debemos olvidar que sólo con esto no se soluciona el problema! Lo que hay que procurar, además de contibuír al ahorro energético, es luchar por que se cumplan las previsiones sobre las energías renovables de las que se habló hace unos meses.

Acciones positivas para la conservación de nuestros bosques

Existe un amplio abanico de acciones encaminadas a la conservación de los bosques que se encuentran más cerca de nuestros hogares. Estas acciones pueden llevarse a cabo tanto individualmente como a través de asociaciones y grupos ecologistas.

Entre las actuaciones de grupo que pueden realizarse destacan la recogida de basura en los bosques y sus márgenes, en especial botellas, espejos, latas u otros objetos brillantes que pueden provocar igniciones espontáneas en la vegetación cuando el sol incide en ellos.

A nivel individual es importante mantener hábitos de respeto hacia estos ecosistemas, evitando acciones tales como fumar o arrojar cualquier objeto extraño al entorno.

Existen varias especies vegetales alóctonas que pueden ser introducidas de forma accidental en los bosques naturales, durante nuestros paseos, llegando incluso a colonizarlos. Una vez establecidas, estas plantas exóticas frecuentemente compiten por el espacio y la luz, con especies nativas, pudiendo producirse una pérdida progresiva de bosque autóctono. Algunas especies cultivadas de Prunus incluso pueden hibridarse con las especies autóctonas del mismo género.

Es especialmente importante no tirar en el suelo semillas de níspero del Japón (Eriobotrya japonica), manzana, mandarina, naranjas, melocotón, granado (Punica granatum), guinda (Prunus cerasus), ciruela (Prunus domestica) y ciruela mirobalana (Prunus cerasifera).

 


 

AGENTES FORESTALES: LOS RETOS DE UN COLECTIVO


Estamos hablando de algo más de cinco mil funcionarios públicos, agentes de la autoridad con funciones de policía, inspección, vigilancia y control del medio ambiente.

Se trata de un colectivo heterogéneo, multidisciplinar y con personal cada vez más formado, que persigue huir de ciertas imágenes asociadas a tiempos pasados y consolidarse como garantes en la prestación de un servicio público esencial: la conservación de nuestro patrimonio natural.Este reto no está libre de dificultades, entre las que desde luego no es la menor la de recuperar esa imagen de autoridad y prestigio que los agentes forestales tuvieron no hace mucho y que parece que han perdido. A esta erosión han contribuido algunos políticos y técnicos con cargos de responsabilidad, que han optado en muchas ocasiones, demasiadas, por no defenderles, por no prestarles asistencia jurídica cuando la han necesitado en situaciones derivadas del desempeño de su trabajo, por privatizar competencias que le son propias y por no dar respuestas adecuadas a numerosas intervenciones que han llevado a cabo.

 

En coherencia con los valores que defienden y las funciones que desarrollan, algunos agentes forestales han llegado a denunciar a responsables administrativos por permitir calar con métodos no selectivos o en zonas vedadas, por autorizar quemas que destruyen especies protegidas, por no actuar con la diligencia debida para impedir que prescriban expedientes sancionadores o por no aportar los medios necesarios para luchar en condiciones contra los incendios forestales.

Es una buena muestra del compromiso con el medio ambiente de una parte importante del colectivo, que no está dispuesto a cobrar su sueldo simplemente por darse paseos por el campo, máxime cuando se enfrentan a determinados poderes fácticos. Sobre todo si tenemos en cuenta que su celo profesional les ha supuesto recibir amenazas, que sus coches particulares aparezcan pintados, que se les expulse de las oficinas o hasta que sus ratas sean tiroteadas, tratando de este modo de coaccionarles y que no cumplan con su deber.Brillan por su ausencia mecanismos oficiales que difundan la labor de los agentes forestales, a modo de potentes gabinetes de prensa con los que cuentan otros colectivos con funciones similares. Una carencia que impide que la sociedad conozca las actuaciones que realizan, tales como la extinción de incendios forestales y la lucha contra el furtivismo, así como el control de los cebos envenenados v los métodos de caza no selectivos, censos de fauna y flora, inspección de actividades contaminantes, control de la actividad cinegética y piscícola, asesoramiento a la población en el uso y disfrute de nuestros espacios naturales, participación en rescates de excursionistas perdidos y así un largo etcétera.

En la elaboración de la Ley 43/2003 de Montes, vigente en la actualidad, los agentes forestales, a través de sus representantes sindicales, intentaron sin éxito que quedase perfectamente reflejado el carácter de policía judicial genérica de este cuerpo, que ya ostentaban desde 1882, pero que las comunidades autónomas han intentado vaciar de contenido. El pasado 29 de julio, el Consejo de Ministros aprobó un proyecto de ley para la reforma de la citada normativa, que prevé entre otras novedades la creación de una fiscalía para delitos ambientales, así como establecer un fondo para financiar la gestión sostenible del monte y prohibir cambiar el uso del suelo durante treinta años en terrenos incendiados, para evitar la especulación.

Se espera que el Congreso de los Diputados apruebe en breve esta reforma, en cuya tramitación hemos vuelto a reclamar el reconocimiento explícito de la función de policía judicial para nuestro colectivo. No por capricho, sino porque la actuación directa con jueces y fiscales contribuirá positivamente a la persecución de los delitos contra la ordenación del territorio y el medio ambiente, entre éstos los incendios forestales, que tanto daño han causado un verano más.

Todo un reto, que ilusiona extraordinariamente a muchos de estos profesionales, dedicados a hacer que el medio ambiente deje de ser una mana y pase a convertirse en algo que la sociedad perciba como absolutamente necesario.
 Francisco Javier Cabezos, coordinador estatal de Agentes Forestales de Comisiones Obreras

(2,76 K)El Constitucional da la razón a los AAFF de Madrid (2,76 K)

23/11/07 El Tribunal Constitucional ha suspendido cautelarmente el artículo de la Ley de Medidas Urgentes de la Comunidad de Madrid que prohibía la entrada a los Agentes Forestales a terrenos privados sin autorización judicial. Un logro obtenido fundamentalmente gracias a los denodados esfuerzos de los Agentes Madrileños que se lanzaron a la calle en un acto elogiable que no perseguía otro objetivo que poder ejercer dignamente su profesión.

Autor: Roberto Naveiras 

 
Extensión de la superficie forestal
España

La superficie forestal crece lentamente, a favor del abandono de tierras de cultivo.

Extensión de la superficie forestal
Superficie forestal en millones de hectáreas Superficie forestal en millones de hectáreas

Fuente: Ministerio de Medio Ambiente

 
DISTRIBUCIÓN DE LOS DIFERENTES TIPOS DE HABITATS EN LA TIERRA

INFORMACIÓN FACILITADA POR:

 

Espacios Naturales en Castilla-La Mancha

Los paisajes y espacios de Castilla-La Mancha constituyen una verdadera sorpresa para aquellas personas que los visitan por primera vez.
Sus 320.000 hectáreas de espacios naturales hacen de Castilla-La Mancha uno de los territorios de Europa con mayor número de
Parques Naturales, Parques Nacionales y Reservas Naturales.
Su estratégica situación en el centro peninsular y su considerable extensión, hacen de ella un compendio de ecosistemas como el monte bajo, los característicos humedales, la dehesa o el hayedo.

Bosques, dehesas, cañones, humedales, hoces. Un variado mapa de paisajes que se traducen en dos Parques Nacionales – Parque Nacional Cabañeros (Ciudad Real y Toledo) y Parque Nacional Tablas de Daimiel (Ciudad Real) - seis Parques Naturales - Parque Natural Alto Tajo (Guadalajara y Cuenca), Parque Natural Hayedo de Tejera Negra (Guadalajara), Parque Natural Calares del Río Mundo (Albacete), Parque Natural Barranco del Río Dulce (Guadalajara), Parque Natural Serranía de Cuenca (Cuenca) y Parque Natural Las Lagunas de Ruidera (Ciudad Real y Albacete) - doce Reservas Naturales y seis Microreservas. Ven y disfruta de los paisajes y espacios naturales de La Mancha.

Fuente:

Castilla-La Mancha. Descubre y siente

                    

Consenso Científico sobre los Recursos Forestales

  1. Introducción
  2. ¿Cuánto bosque hay en el planeta y a qué ritmo está desapareciendo?
  3. ¿Cuál es el papel de los bosques en el cambio climático?
  4. ¿Cuánta biodiversidad contienen los bosques del mundo?
  5. ¿Cuál es el estado de salud de los bosques del planeta?
  6. ¿Qué productos se obtienen de los bosques?
  7. ¿Qué efectos protectores tienen los bosques?
  8. ¿Qué beneficios económicos y sociales reportan los bosques?
  9. ¿Se están gestionando los bosques de una manera sostenible?
  10. Conclusiones

Las respuestas a estas preguntas constituyen un resumen fiel del informe publicado por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación y han sido elaboradas por GreenFacts

 

1. Introducción – Evaluación de los avances en la gestión forestal sostenible

Los bosques del planeta desempeñan múltiples funciones, tales como el suministro de energía y materias primas renovables, la conservación de la biodiversidad y la protección de los recursos terrestres e hídricos. Sin embargo, pueden sufrir daños como consecuencia de los incendios, la expansión agraria y urbana y otras perturbaciones.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) recopiló y evaluó los datos procedentes de 229 países y territorios y correspondientes a tres momentos concretos: 1990, 2000 y 2005. Este informe de evaluación arroja luz sobre el avance global hacia una gestión forestal sostenible, tanto a nivel mundial como regional. Más en inglés…

 

2. ¿Cuánto bosque hay en el planeta y a qué ritmo está desapareciendo?

La superficie forestal es un dato clave para la ordenación forestal de un país o región. Más en inglés…

Los bosques cubren el 30% de las tierras del mundo, es decir, cerca de 40 millones de km². Esto equivale aproximadamente a un campo de fútbol por cada habitante del planeta, aunque su distribución es desigual. Más en inglés…

La deforestación, y en particular la transformación de bosques en tierras de cultivo está avanzando a un ritmo alarmante. La superficie forestal mundial disminuyó en un 0.22% anual entre 1990 y 2000 y en un 18% anual entre 2000 y 2005. Sin embargo, la pérdida neta de bosques se está ralentizando como resultado de las repoblaciones forestales y la expansión natural de los bosques. Más en inglés…

Los bosques primarios ocupan más de un tercio de la superficie forestal del planeta. Sin embargo, cada año la tala de árboles y otras actividades humanas ocasionan la pérdida o alteración de 60 000 km² de bosque primario (superficie similar a la de Irlanda). Están aumentando las plantaciones forestales, aunque representan menos del 5% del total de la superficie forestal. El resto está constituido principalmente por bosques naturales modificados y bosque seminaturales. Más en inglés…

 

3. ¿Cuál es el papel de los bosques en el cambio climático?

Los bosques influyen en el cambio climático, principalmente por su capacidad de alterar el nivel de dióxido de carbono en la atmósfera. Los bosques, cuando crecen, absorben parte del carbono de la atmósfera, que queda almacenado en la madera, las hojas y el suelo. Los bosques están considerados como “sumideros de carbono” por su capacidad de absorber y almacenar carbono durante largos periodos de tiempo. Éste carbono queda atrapado en los ecosistemas forestales, pero los incendios pueden hacer que el carbono vuelva de nuevo a la atmósfera. En conjunto, se calcula que los ecosistemas forestales del planeta almacenan más carbono que toda la atmósfera. Más en inglés…

 

4. ¿Cuánta biodiversidad contienen los bosques del mundo?

La biodiversidad permite a los ecosistemas forestales adaptarse continuamente a unas circunstancias cambiantes y conservar su capacidad para satisfacer las necesidades del hombre. Más en inglés…

La cantidad de bosque primario es un indicador básico de la biodiversidad. Cerca de la mitad de los bosques primarios se encuentran en Sudamérica, una cuarta parte se halla en América Central y del Norte, y la Federación Rusa, por sí sola, cuenta con cerca de la quinta parte. En diversos países, principalmente de Europa y de las zonas áridas de África y del Asia Occidental, el bosque primario ha desaparecido por completo. Más en inglés…

Los espacios forestales protegidos tienen un papel importante en la conservación de la biodiversidad, aunque existen muchas zonas fuera de los espacios protegidos que también están destinadas a la conservación. La superficie de bosque reservada expresamente a la conservación de la biodiversidad ha aumentado considerablemente durante los últimos 15 años. En la actualidad, supone más del 11% de la superficie forestal total. Más en inglés…

El número de especies arbóreas autóctonas varía en gran medida en los diferentes países. En general, el número más elevado corresponde a países situados en las regiones tropicales y, el más bajo a los que cuentan con bosques boreales. En los últimos 15 años, no se han detectado cambios en cuanto a las especies arbóreas más comunes en la mayoría de los países. Más en inglés…

Las especies arbóreas raras y las que presentan un alto valor económico con frecuencia corren el peligro de extinguirse a nivel local. Por termino medio, el 5% de las especies arbóreas autóctonas de un país se encuentran en peligro de extinción. No se ha observado una relación clara entre el número de especies arbóreas amenazadas y la pérdida de bosque. Más en inglés…

 

5. ¿Cuál es el estado de salud de los bosques del planeta?

Los incendios forestales arrasan un 1% de los bosques todos los años
                                Fuente: FAO
Los incendios forestales arrasan un 1% de los bosques todos los años Fuente: FAO

Los bosques pueden sufrir daños a causa de perturbaciones como los incendios, la contaminación atmosférica, las tormentas, las especies invasoras, las plagas, las enfermedades y los insectos. Más en inglés…

Cada año, alrededor de un 1% de la masa forestal es pasto de las llamas, (una superficie del tamaño de Nueva Zelanda, aproximadamente). Los incendios dejan a su paso víctimas, daños económicos, pérdida de biodiversidad y liberan carbono a la atmósfera. En la actualidad, la mayor parte de los incendios forestales son provocados por el hombre. Más en inglés…

En los últimos años han aumentado los daños provocados por insectos y enfermedades, que propagan los vuelos de larga distancia y un creciente comercio internacional de productos agrícolas y forestales. Se calcula que los insectos y las enfermedades afectan al 3% de la superficie forestal del mundo. Más en inglés…

También afectan a los bosques otros factores climáticos como el viento, nieve, hielo, inundaciones, tormentas tropicales y sequías, y el daño causado por animales como el ciervo o los roedores. La superficie forestal media afectada por este tipo de factores prácticamente se duplicó en Europa entre 1990 y 2000 a causa de las grandes tormentas que afectaron principalmente la Europa Occidental en diciembre de 1999. Más en inglés…

 

6. ¿Qué productos se obtienen de los bosques?

Una mujer transporta leña
Una mujer transporta leña

Los bosques proporcionan una gran variedad de productos. Además de leña y madera, suministran otros productos, como alimentos (bayas, setas) y forraje. Más en inglés…

La producción de madera sigue siendo una función importante de muchos bosques. Un tercio de los bosques del planeta se explotan principalmente para obtener madera y otros productos forestales. La mayor parte de ellos son bosques naturales o seminaturales. Los bosques que han sido plantados expresamente para el suministro de madera y otros productos forestales representan menos del 3% de la superficie forestal mundial, aunque proporcionan una cantidad considerable de productos forestales. Más en inglés…

El término madera en pie hace referencia a la cantidad de madera contenida en troncos y ramas de una zona determinada. Sirve como indicador para conocer la cantidad de biomasa y carbono acumulada en el bosque. En conjunto, el volumen de madera en pie ha disminuido ligeramente entre 1990 y 2005. Alrededor del 30% del total de esta madera en pie se encuentra en Sudamérica. Más en inglés…

El volumen de las extracciones de leña y madera ha permanecido constante en los últimos 15 años. Más en inglés…

Los productos forestales no madereros son un recurso importante para muchas personas que viven en zonas forestales o en sus cercanías. Estos productos pueden ser alimentos como bayas, setas, plantas comestibles o carne de animales silvestres; exudados como las resinas vegetales o el látex; plantas medicinales y aromáticas, forraje; plantas ornamentales (como árboles de navidad); y otros productos vegetales como las hojas de tendu utilizadas en la elaboración de bidis. Más en inglés…

 

7. ¿Qué efectos protectores tienen los bosques?

Además de proporcionar madera y otros productos, los árboles contribuyen a la conservación de los ecosistemas, a purificar el agua y a prevenir o mitigar inundaciones, avalanchas, erosión y sequía. Más en inglés…

En el mundo hay cada vez más superficie forestal dedicada en primera instancia a la retención del suelo y la conservación del agua. Más en inglés…

Muchos países han llevado a cabo plantaciones de árboles con fines protectores, en lo que supone un reconocimiento de la importante función protectora de los bosques. Estas plantaciones forestales protectoras cubren una superficie del tamaño de Italia, es decir, algo menos del 1% de la superficie forestal del planeta. Más en inglés…

 

8. ¿Qué beneficios económicos y sociales reportan los bosques?

Los bosques proporcionan una amplia variedad de beneficios sociales y económicos, como por ejemplo empleos, productos forestales y la protección de lugares de interés cultural. Más en inglés…

En 2005 se extrajo leña y madera por un valor total de alrededor de 64.000 millones de dólares. Si tenemos en cuenta la inflación, este valor ha disminuido durante los últimos 15 años. Más en inglés…

En todo el mundo, el valor total declarado de los productos forestales no madereros fue de 4.700 millones de dólares en 2005. No obstante, es posible que esta cifra constituya una infravaloración de la realidad, ya que para este tipo de productos no se dispone de todos los datos. Más en inglés…

La silvicultura y las actividades forestales de gestión y conservación dan trabajo a unos 10 millones de personas, principalmente en India y China. Más en inglés…

La mayor parte de los bosques del planeta son de propiedad pública (84%), aunque la propiedad privada se encuentra en aumento. En algunas regiones, esto se traduce en una tendencia hacia un mayor poder para las comunidades locales, procesos decisorios descentralizados y una participación creciente del sector privado en la gestión forestal. Más en inglés…

Los usos educativos y de ocio de los bosques están creciendo, aunque resulta difícil cuantificar esta variable. En Europa, cerca de tres cuartas partes de los bosques cumplen una función social, a menudo en combinación con otros objetivos de gestión. Más en inglés…

 

9. ¿Se están gestionando los bosques de una manera sostenible?

La explotación maderera puede ser sostenible
La explotación maderera puede ser sostenible

Existen muchas buenas señales y tendencias positivas, pero también muchas tendencias negativas, todo depende del ámbito de referencia. Más en inglés…

A nivel mundial, se ha producido una disminución tanto de la superficie forestal global como de la superficie de bosque primario y el empleo del sector forestal; mientras que ha aumentado la superficie forestal afectada por insectos, enfermedades y otros factores. Como dato positivo, se ha incrementado la superficie forestal dedicada a la conservación de la biodiversidad y a funciones sociales. Más en inglés…

En conjunto, en África se ha avanzado poco en la gestión forestal sostenible, y la pérdida de superficie forestal continúa a un ritmo rápido. En Asia, los avances son desiguales. La superficie forestal total fue prácticamente idéntica en 1990 y 2005, gracias a los esfuerzos de repoblación forestal a gran escala que se produjeron especialmente en China. Sin embargo, la rápida desaparición del bosque primario es motivo de preocupación. En Europa, el estado de los bosques se ha mantenido por lo general estable, aunque la salud de los bosques quedó alterada tras las grandes tormentas de 1999. Se han producido avances en la gestión forestal de América Central y del Norte en conjunto, aunque existen grandes diferencias entre regiones. En Sudamérica, los avances han sido también desiguales: el rápido ritmo de pérdida de superficie forestal neta y la desaparición del bosque primario son motivo de preocupación; sin embargo, ha aumentado la superficie forestal dedicada a la conservación de la biodiversidad y a funciones sociales. Más en inglés…

También existen diferencias internas dentro de las diferentes regiones del mundo. Por ejemplo, las regiones orientales y meridionales de África presentaron tendencias más negativas que el resto del continente. América Central presentó tendencias más negativas que América del Norte y el Caribe, y en el sur y sureste asiático las tendencias fueron más negativas que en el este del mismo continente. Más en inglés…

 

10. Conclusiones

La Evaluación de los Recursos Forestales de 2005 es el informe sobre los recursos forestales más exhaustivo hasta la fecha, tanto en cuanto a contenido como por el número de colaboradores. El informe revela que los bosques cubren el 30% de la superficie terrestre del planeta y que incluyen desde bosques primarios inalterados a bosques planificados y utilizados con múltiples propósitos.

El informe de evaluación revela también que la deforestación continúa a un ritmo alarmante, pero que la pérdida neta de superficie forestal se está ralentizando gracias a la plantación de bosques, la recuperación de los paisajes y la expansión natural de los bosques en terrenos abandonados. Cada vez se dedican más esfuerzos a la conservación y gestión de los bosques y sus diversos usos y valores. Éstos desempeñan un papel fundamental en la mitigación del cambio climático, la conservación de la biodiversidad y de los recursos hídricos, y la retención del suelo. Si se gestionan de una manera sostenible, los bosques también pueden contribuir de manera significativa a la economía en el plano local y nacional y al bienestar de las generaciones presentes y futuras.

El resultado de la evaluación de los avances en cuanto a la gestión forestal sostenible varía en función del contexto, el ámbito geográfico y la perspectiva empleadas. A nivel mundial, los recursos forestales parecen encontrarse en buen estado. Sin embargo, en los ámbitos regional y subregional, el panorama es radicalmente distinto y aparecen diferencias considerables, así como tendencias alarmantes en varias subregiones tropicales.

Serán necesarios esfuerzos considerables para hacer frente a las actuales tendencias negativas si se quiere avanzar hacia una gestión forestal sostenible en todos los países y regiones. Más en inglés…

© GreenFacts 2006. Todos los derechos reservados. Este texto es un resumen fiel del
destacado informe científico de consenso publicado en 2006 por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO):
"Evaluación de los recursos forestales mundiales 2005, Hacia la ordenación forestal sostenible"
Más...



Tu Página de Inicio ecoestadistica.com

 
Jomoga/ 45909Calalberche -  ©CALALBERCHE.ORG - Ecología y Medio Ambiente - 2007 - Email: josemoragarrido@hotmail.com